Gobierno, COVID-19 y cómo improvisar… jugando con fuego-artículo del Sindicato Médico de Sevilla

Publicamos en nuestra web el artículo del Sindicato Médico de Sevilla donde analiza la improvisación y los vaivenes del gobierno con los diferentes protocolos que ha publicado el Ministerio de Sanidad durante esta grave crisis sanitaria.

Fuente: Sindicato Médico de Sevilla
Enlace: https://bit.ly/2xvjOpB

El Gobierno de España y su Ministerio de Sanidad estas últimas semanas están jugando al difícil arte de la improvisación con una crisis sanitaria sin precedentes no sólo en nuestro país, sino a nivel mundial.

No podemos dejar de asumir que este tipo de problemas son en extremo complejos y que las medidas que se toman se han estudiado y son razonadas y consultadas con los expertos. Sin embargo, los que estamos en primera línea de fuego enemigo, los profesionales de la sanidad, nos vemos sorprendidos un día tras otro con decisiones que ni compartimos ni comprendemos.

Nos consta que en el consejo asesor del Ministerio de Sanidad no hay ningún clínico. Los médicos que están en las trincheras luchando contra el COVID-19 no sólo están para usar todos los recursos (pocos) a su disposición para salvar la vida a los pacientes. Entre estos médicos hay excelentes investigadores y expertos clínicos de un altísimo nivel a los que no se están molestando en escuchar. Se toman decisiones totalmente arbitrarias, se restringe el uso de determinados fármacos que están mostrando algún tipo de eficacia frente al coronavirus SARS-CoV-2, se centralizan los recursos, pero no se coordina absolutamente nada.

Y. lo que es más grave y desde aquí queremos denunciar, la improvisación mal ejecutada da unos resultados espantosos, no estamos en una jam session y el Ministerio de Sanidad no tiene ni idea de jazz; estamos hablando de protección de riesgos laborales biológicos.

Han decidido ustedes que en los equipos de protección individuales basta con una mascarilla quirúrgica. Miren ustedes: las mascarillas quirúrgicas están diseñadas para eso, para un quirófano y para proteger el campo quirúrgico de los profesionales que están en el mismo. No protegen en absoluto a dichos profesionales. Por tanto, ante este virus que ha demostrado (parece que ya con los números por delante lo mismo se lo creen) que no es una gripe, ni a nivel de contagios, ni de morbimortalidad, es perentorio proteger al personal sanitario. Según el protocolo del Ministerio actualizado el pasado 11/3/20, se usarían las mascarillas FFP2 según disponibilidad, y sólo para la exposición a aerosolesPues bien, sepan ustedes que la tos (que sufren una inmensa mayoría de los pacientes con COVID19) produce aerosoles. A buen entendedor, pocas palabras bastan.

Por otro lado, y respecto a los sanitarios contagiados por COVID19, en la última versión del Procedimiento para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2 (COVID-19) 26.03.2020, consta: “Si la PCR es positiva y la sintomatología no requiere hospitalización, se realizará cuarentena domiciliaria de 14 días”. Basándose en este criterio, se están reincorporando profesionales sanitarios que han sufrido COVID19 a sus puestos de trabajo a los 14 días, sin ningún tipo de control de PCR.

Sin embargo, en el protocolo “Procedimiento de actuación frente a casos de infección por el nuevo Coronavirus (SARS-CoV-2)” del 11/3/20 consta literalmente que, en casos confirmados COVID19, “Las medidas de aislamiento se mantendrán hasta el cese de los síntomas y la obtención de dos resultados de laboratorio negativos en dos muestras respiratorias. En los casos leves en aislamiento domiciliario será suficiente con una muestra negativa tras el cese de los síntomas”.

No estamos hablando de pacientes que vuelven a sus casas o actividad normal, estamos hablando de profesionales sanitarios, médicos, enfermeras, etc. que se reincorporan a sus puestos de trabajo sin un control adecuado previo para confirmar que no son contagiosos. Y que se pondrán en contacto tanto con pacientes (con y sin COVID19) como con sus compañeros.

Y, mientras tanto, nos desayunamos con noticias como esta: “Irene Montero vuelve a dar positivo en coronavirus”. Con todos los respetos, la señora Montero, a la que deseamos una pronta recuperación, va a teletrabajar durante una semana más. A ella sí se le hace un control de PCR para descartar que siga siendo contagiosa. A los médicos que han pasado la enfermedad (contagiados en sus puestos de trabajo por no disponer de un equipo de protección individual adecuado) se les incorpora sin más. Una improvisación más… que puede salir muy cara.

Señores del Gobierno: confinen ustedes a quien quieran y cuanto quieran, pero necesitamos equipos de protección, test diagnósticos y medios para luchar contra la pandemia. A ver si toman nota.

.

Tomado de Sindicato Médico Andaluz…ver aquí