¿Mientras la pandemia avanza, el SAS maltrata a sus médicos!

El Servicio Andaluz de Salud incumple sus obligaciones e intenta hacer frente a la crisis con recortes y coacciones a sus trabajadores. Digámoslo claro desde el principio: hemos sido defraudados y engañados por el SAS.

Digámoslo claro desde el principio: hemos sido defraudados y engañados por el SAS.

Ante la sobrecarga insoportable de la Atención Primaria y, más tarde, el aumento de la presión en los hospitales; ante la discriminación de los compañeros de las Agencias Públicas; ante el desánimo generalizado de los facultativos, el SMA aceptó dar al SAS una oportunidad para la negociación, tal como nos pidió.

Ahora, sin embargo, nos encontramos con que, una vez más, no hay dinero para la sanidad. ¡Otra vez se han quedado sin dinero para la sanidad!

No hay fondos para invertir en una Atención Primaria absolutamente desbordada, con compañeros desesperados por tener que hacer frente a la pandemia sin recursos, realizando jornadas extenuantes bajo la presión de los pacientes.

No hay dinero para aumentar el precio de la guardia de las Agencias Públicas en la misma cuantía que en el SAS, a pesar de que la propia Administración reconoce que esta discriminación es injustificable.

No hay fondos para incentivar a los profesionales de refuerzo para los equipos covid. El SAS nos aseguró que el desplazamiento de médicos de otras especialidades a estos equipos sería voluntario e incentivado, pero, como no hay fondos, el traslado será obligatorio, si no coactivo. Hasta los residentes serán obligados a reforzar la asistencia al covid a costa de su formación.

¡Ni siquiera hay fondos para pagar en su integridad el CRP! El CRP forma parte de la masa salarial y debe estar presupuestado, pero se han gastado el dinero en otras cosas y ahora se cobran la exigua paga covid que nos ofrecieron con un recorte en la productividad. ¿De dónde creéis que salió esa paga covid?… 

Es humillante que una vez más quieran sacar del bolsillo de los sanitarios el dinero para pagar su incompetencia. Si de verdad faltan fondos que recorten sus sueldos y los de los parlamentarios y no los nuestros. ¿O alguien en este país piensa que en estos tiempos de pandemia es mejor perder médicos que políticos?

El SAS nos prometió reiniciar en este mes la mesa de diálogo para negociar la implantación de las mejoras imprescindibles que necesitamos, pero, como se ha gastado el dinero en otras cosas, ahora la mesa ha sido aplazada sine die.

El SAS pretende hacer frente a la peor crisis sanitaria que hemos conocido con unos médicos agotados y devastados emocionalmente, sustituyendo inversiones por recortes e incentivos por coacciones, incumpliendo sus obligaciones retributivas.

El SMA ha actuado ante la crisis con lealtad y responsabilidad, pero el SAS nos ha utilizado y engañado. A partir de ahora, actuaremos en consecuencia.

Comité Ejecutivo SMA

.

.

.

ver noticia en la web del Sindicato Médico de Cádiz